Belleza

Aprende A Como Hacer 4 Mascarillas con Bicarbonato de sodio para remover puntos negros.

marzo 7, 2018

Autor: Aprende Con Genesis

Las espinillas y los puntos negros se producen porque la suciedad y las bacterias quedan debajo de la superficie cutánea. En este artículo te mostramos 4 mascarillas con bicarbonato de sodio, fáciles de aplicar y muy económicas. ¡Anímate!

El bicarbonato de sodio es de gran ayuda para exfoliar tu piel y dejarla libre de impurezas y suave. Además, ayuda a neutralizar los niveles de pH que el maquillaje y otros elementos contienen. Cuando el pH cambia pueden aparecer bacterias, grasa y puntos negros.

Toma nota de las siguientes mascarillas con bicarbonato de sodio para remover puntos negros. Descubrirás que son opciones fáciles y muy amigables con tu rostro.

¿Por qué deberías usar bicarbonato de sodio para remover puntos negros?

  • El bicarbonato de sodio es un ingrediente natural que reduce la posibilidad de experimentar efectos negativos. Por lo regular, los únicos efectos que se presentan ocurren cuando te excedes en la aplicación.
  • El efecto burbujeante del bicarbonato limpia tu piel de forma suave que literalmente arranca la suciedad de los poros. Es el ingrediente natural si tienes los poros muy saturados de toxinas.

1. Bicarbonato de sodio y agua

La primera de las mascarillas con bicarbonato de sodio para remover puntos negros es la opción más sencilla. Aplícala cada noche luego de eliminar tu maquillaje.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (15 g)
  • 2 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación

  • Elimina todo el maquillaje y lava tu rostro con agua tibia para abrir los poros.
  • Combina el bicarbonato y el agua para formar una pasta.
  • Aplica la pasta sobre la zona T y deja reposar por 5 minutos.
  • Da un masaje de 2 minutos y enjuaga con agua fría.

2. Mascarilla con jugo de limón y azúcar morena

Si ya llevas mucho tiempo sin aplicar nada para remover puntos negros y estos se han hecho muy notorios, prueba este exfoliante.

El azúcar facilita la expulsión de la suciedad más profunda y suaviza la piel sin irritar. A su vez, el limón tiene un efecto astringente y antibacterial que reduce infecciones.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 2 cucharadas de azúcar morena (30 g)
  • ½ taza de jugo de limón (125 ml)

Procedimiento

  • Mezcla el bicarbonato de sodio, el azúcar granulada y el jugo de limón.
  • Aplica esta mascarilla sobre tu rostro limpio.
  • Da un suave masaje con las yemas de los dedos, prestando especial atención a la nariz y la barbilla.
  • Deja que la mascarilla actúe por 15 minutos y retira con suficiente agua.

3. Bicarbonato con romero

El agua de romero suaviza e hidrata la piel al mismo tiempo que cierra los poros. Esto es genial porque cuanto más pequeños sean los poros, menos posibilidades habrá de que se acumulen toxinas.

Además, el agua de romero combate la inflamación y favorece a las pieles delicadas, pues limpia con suavidad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de romero tibia (30 ml)
  • 2 cucharadas de bicarbonato (30 g)

Preparación

  • Lava tu rostro con tu limpiador facial habitual o con agua y jabón.
  • Mezcla el agua de romero y el bicarbonato.
  • Aplica la pasta resultante sobre la zona donde deseas remover puntos negros.
  • Deja reposar por 15 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y seca con una toalla de algodón.

Aplica tu crema hidratante habitual y repite la aplicación de la mascarilla 3 veces por semana.

4. Bicarbonato y leche

El bicarbonato de sodio contiene ácidos que neutralizan la alcalinidad de la piel. Por su parte, el ácido láctico de la leche blanquea la piel y exfolia.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (15 g)
  • 1 cucharada de leche entera (15 ml)

Preparación

  • Mezcla el bicarbonato de sodio y la leche hasta formar una pasta.
  • Aplica sobre la piel limpia y deja actuar por 1 minuto.
  • Retira con agua tibia y movimientos circulares.
  • Aplica tres veces por semana.

Cuidados que debes tomar al aplicar estas mascarillas para remover puntos negros

El bicarbonato de sodio es un elemento muy neutro. Sin embargo, siempre se pueden presentar situaciones que requieren ser vigiladas y tomadas en cuenta. Recuerda:

  • Evita aplicar estas mascarillas en las zonas de la piel donde presentas irritación o heridas.Aunque la mayoría de los ingredientes no ocasiona problemas con regularidad, las heridas pueden agravarse. La mejor opción es esperar a que las lesiones cicatricen y la irritación desaparezca. Normalmente, esto tarda de dos a cinco días. Si notas que tu piel no mejora, visita a tu dermatólogo primero.
  • No te excedas en el uso de las mascarillas. Aplicar más veces de las indicadas estas mascarillas puede ocasionar irritación. Aunque el problema sea severo, elige una de las opciones que te dimos y respeta los tiempos. Lo normal con cualquier producto de belleza es empezar a ver resultados a partir de la tercera semana de uso.
  • Deja de usar la mascarilla si te genera algún problema. Aunque nunca antes hayas experimentado alergia a cualquiera de los ingredientes usados en estas mascarillas, detén su uso si notas problemas. Los factores ambientales y otros artículos de belleza pueden hacer que tu piel reaccione negativamente en cualquier momento a ingredientes que nunca te dieron problemas.

Cuéntame ¿te gusto estás ideas?

(COMPARTE Y SIGUENOS PARA APRENDER MAS)

Nos encantó que no hayas acompañado hoy, así que gracias por visitarnos. Recuerda que cada día compartimos ideas nuevas, así que visita www.facebook.com/Aprendecongenesis/ todos los días, para que veas más ideas, trucos, tips y cosas de manualidades.

Y si nunca comentas, al menos dime Hola y sabré que me lees. Si además te gusto lo que viste, comparte la publicación en tu muro y podrás verla cuando quieras.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply